• 1
  • 2
  • 3
0
0
0
s2sdefault
¿Se acabaron los capítulos de tu serie favorita? The Letdown tiene que ser tu próxima cita con Netflix. La maternidad no es como la pintan. Sí, es hermosa pero tiene un lado oscuro... muy oscuro. Meses sin dormir, mal comer, el tiempo que se escapa de las manos como agua y la vida (tu vida social, laboral y en pareja) entra en una especie de pausa que no parece tener fin. Este golpe de realidad pocas veces ha sido expuesto en los medios en toda su extensión. Generalmente las películas, series o libros que la abordan hablan del embarazo y de la vida familiar apegándose al extremo de la comedia o la tragedia, sin embargo, poco a poco los tabúes se van rompiendo para mostrar la realidad de la maternidad con todos sus matices. Así es la serie de Netflix, The Letdown, que comienza con una escena muy familiar para cualquier mamá: una hermosa y tierna recién nacida que no duerme y no deja dormir. Los primeros capítulos relatan la hecatombe que se desata por este motivo, particularmente en su madre, Audrey. Como muchas de nosotras, Audrey (una madre australiana promedio) se siente la peor madre del mundo ante su incapacidad de lograr que su pequeña pueda conciliar el sueño. Es entonces que llega a un grupo de madres y un padre que la comprenden demasiado bien, aunque no todos hablen sinceramente de sus propias dificultades en la crianza. Escrita por Sarah Scheller y Alison Bell (ambas madres, la última, actriz y protagonista), The Letdown escenifica esa especie de decepción que ambas creadoras experimentaron durante su primer enfrentamiento con la maternidad. A lo largo de siete breves pero concisos capítulos, vemos cómo Audrey va descubriendo que si bien la maternidad no la define, tampoco puede abstenerse de ejercerla y va dejando que se vuelva una parte más de sí misma, con sus renuncias y ajustes, siendo capaz finalmente, de tomarlo con calma y humor Lee más de Obidark aquí.