• 1
  • 2
  • 3
0
0
0
s2sdefault

¿Cuándo ir a terapia de pareja?

Acudir con un terapeuta de pareja no es sinónimo de que todo entre ustedes se derrumbó. En muchos casos, puede ser justo lo que necesitan para reajustar el rumbo. Porque la vida amorosa también se sacude y cambia con los años, con la llegada de los hijos y muchos otros factores que no siempre tenemos tan claros.

Aprovechando que es el llamado mes del amor, hablemos de los principales indicadores para que tú y tu pareja consideren ir a terapia a tiempo para trabajar su relación.

COMUNICACIÓN

Este es uno de los principales pilares de una relación; si consideras que el diálogo se ha vuelto un problema o de plano es nulo, te cuesta mucho trabajo comunicarle a tu pareja cómo te sientes o percibes que alguno de los dos no escucha las peticiones del otro, puede ser momento de agendar una cita. Un terapeuta les brindará ejercicios y estrategias de comunicación para que la restablezcan.

RELACIONES SEXUALES

Es común que a través del tiempo y ciertas situaciones experimenten cambios en la frecuencia con la que tienen intimidad, sin embargo, una disminución significativa (como podría ser de 2 vez por semana a 1 vez cada 2 meses), es momento de revisar qué está pasando. Si están inmersos en la rutina del día a día, si es por el trabajo, por rencores o chantajes, por los hijos, etc… Es necesario identificar cualquiera de estas situaciones y establecer un plan de acción para superarla.

INFIDELIDAD

Para algunas personas, la fidelidad no es un valor importante en la relación de pareja, pero la mayoría de las veces sí lo es. Si tu pareja o tú han decidido perdonar y seguir adelante, es recomendable que este proceso lo vivan acompañados de un experto que les ayude a no guardar rencores ni cargar con fantasmas del pasado.

DISCUSIONES

Todas las parejas tienen desacuerdos y discrepancias. TODAS. Aunque si las discusiones se han vuelto el pan de cada día, quizá haya que aprender a ceder, empatizar y elegir cuáles son las batallas que vale la pena luchar.

LUCHA DE PODER

En la actualidad, se espera que una relación de pareja sea horizontal y que ninguno de los dos esté por encima del otro. Si en tu caso no pueden crear acuerdos o simplemente cada quien busca tener la razón “no matter what”, necesitan de alguien que medie y les ayude a devolverle a su relación la igualdad y la humildad que ambos merecen.

¿Cuándo NO ir a terapia de pareja?

Si estás viviendo una situación de abuso o violencia física, salte de esa relación tóxica cuanto antes y busca un proceso terapéutico (pero para ti), así como redes de apoyo para hacerlo. Recuerda: lo más importante eres tú, necesitas estar en una zona segura y sin que peligre tu integridad.

Por último: la terapia de pareja no es sólo para resolver los conflictos cuando ya te están sobrepasando, también es una forma de prevenir y encontrar soluciones antes de que sea demasiado tarde. Además, claro, de ser útil para rescatar la relación o terminarla sanamente.

 

Diana Santoscoy es psicóloga clínica feminista y terapeuta Gestalt de niños, adolescentes y adultos. Puedes agendar una consulta con ella aquí.