• 1
  • 2
  • 3
0
0
0
s2sdefault

 

Criar hijos nunca ha sido fácil, pero quizá los padres dudamos de nuestras decisiones y de nuestras capacidades… De nosotros mismos, como nunca antes. Quizá, como nunca antes, damos mayor crédito a voces externas sobre la propia, y terminamos sintiéndonos juzgados  y confusos a tiempo completo, abrumadoramente solos.

“¿Lo estaré haciendo bien? ¿Necesitaré hacer más de esto, menos de esto o de plano no doy una?”, nos cuestionamos. Y es justo en ese punto donde, por más distinta que sea cada familia, coincidimos en una necesidad básica como padres: la de ser escuchados y sentirnos comprendidos. Aun más en un entorno actual tan cambiante.

Ahora, visualicemos esta escena: un foro con más de 400 expertos de muy distintas áreas y países reunidos para hablar de crianza en Billund, Dinamarca. Pero, más allá de compartir datos relevantes de distintos estudios científicos, programas que impulsan el aprendizaje a través del juego, conocimientos, reflexiones e ideas, al centro del escenario se plantea una pregunta fundamental: ¿CÓMO AYUDAMOS A LAS MADRES/PADRES? ¿Cómo los ayudamos a explotar e incrementar sus competencias, las que sean?

¿Por qué ayudarlos? Porque muchas cosas influyen en los niños, pero sobre todo: sus padres.

-¡PUM!

Ahí que empieza a cobrar sentido el título de la Conferencia Lego Idea 2019, a la que Momzilla fue invitada*, y cuya temática fue: Unlocking the Power of Parenting, que podría traducirse como “Liberando el poder de la crianza”.

Antes de que nuestra mente vuele y empiece a poner carga extra sobre nuestros hombros, démonos tiempo de leer estos fragmentos e imaginar que los escuchamos amplificados por un micrófono, al centro de un escenario…

“Cada madre/padre es un mundo, pero todos necesitan apoyo emocional, y este no tiene que ver con decirles lo que deberían hacer, lo que hacen mal o cómo tienen que hacerlo. Se trata de cómo los ayudamos”. –John Goodwin, CEO de The Lego Foundation

“Las madres/padres tienen un conocimiento nato y nuestra labor es ayudarlos a liberar su potencial. Crear los sistemas para apoyarlos, pero no solo se trata de políticas públicas, sino también fortaleciendo sus comunidades, sus tribus... El entorno que los rodea”. –Maniza Ntekim. Consejera regional de la Primera Infancia, de UNICEF.

“Necesitamos cambiar la narrativa y dejar de decirle a las madres/padres/cuidadores principales que no son lo suficientemente buenos (…) Las madres/padres necesitan muy distintos tipos de ayuda, y su situación económica no determina la valía para sus hijos”. –Ralph Smith, Director de la campaña Grade-Level Reading.

“La mayoría de los papás en el mundo no tiene como objetivo principal desarrollar las habilidades académicas de sus hijos. Quiere lograr un balance emocional, social e intelectual…Los cuidadores están mucho más avanzados y tienen una idea más clara de las necesidades de sus hijos necesitan en las escuelas que lo que el sistema muchas veces les puede ofrecer”. –Sarah Hutchinson, Neimand Collaborative.

“El mundo está cambiando rápidamente y el cambio a veces desorienta... La pregunta es: ¿cómo reforzamos, cómo apoyamos el ecosistema que rodea a los padres?” –Sumitra Pasupathy, Playeum.

“En asuntos de maternidad/paternidad, todo es cuestión de especificidad. La pregunta es ¿qué funciona para quién?” –Marc Bernstein, Society for Research in Child Development

“Como expertos, SÍ podemos apoyar para cambiar las cosas y que las circunstancias respondan a sus necesidades de madres/padres”. –John Goodwin, CEO The Lego Foundation

 

¿Por qué algo que podría sonar obvio necesita ser dicho en voz alta, por todo tipo de voces? ¿Por qué necesitamos leerlo e imaginar que lo escuchamos dicho en un micrófono abierto en un foro internacional ante un montón de expertos?

Porque de algún modo, el ‘recetismo’ sí nos ha llevado a querer cumplir todas las recomendaciones que nos llegan al pie de la letra, debilitando nuestro poder de crianza, el poder del juego simple, el poder del tiempo que pasamos con nuestros hijos. De escucharlos con atención, de abrazarlos, de aceptar que nos equivocamos y equivocaremos porque somos humanos. De darle cabida al error como parte del aprendizaje; para ellos y para nosotros.

Necesitamos reconocernos poderosos, sabios. Necesitamos alzar la voz y pedir/buscar lo que necesitamos de acuerdo a nuestras circunstancias: a nuestro círculo más cercano, al extendido. Porque necesitamos comprender que como madres y padres, también somos auténticos agentes de cambio, pues nuestros hijos son el agente de revolución.  



*Momzilla fue uno de los más de 400 asistentes a la Conferencia Lego Idea 2019, organizada por The Lego Foundation. Además, fue parte de una sesión para hablar de la importancia y el impacto de las comunidades digitales de mamás en la crianza.