• 1
  • 2
  • 3
0
0
0
s2sdefault

El miedo es asunto de todos

El miedo es algo que inevitablemente te acompañará a lo largo de tu vida. Algunos de los miedos más recurrentes aparecen  cuando apenas eras un kidzillos, como resultado de experiencias donde te sentiste en peligro. Conforme pasaron los años, seguro aprendiste a diferenciar los miedos reales de los imaginarios, algunos se disipan y los olvidas, pero otros se aferran a ti hasta la edad adulta. Por eso, es importante atender y entablar charlas sobre el miedo con nuestros hijos, dándoles la libertad de expresar no solo aquello que los alegra sino también lo que les preocupa y lo que les causa temor.

📍El miedo aparece antes de lo que parece

De los 6 meses al año 🤱

Aunque parezca increíble, los bebés experimentan sus primeros sentimientos de miedo en esta etapa de la vida (auch 🙁), generalmente al estar en contacto con extraños, cuando alguno de sus padres se aleja o cuando desconocen el entorno.

A los 2 años 🧒

Durante los primeros años, los toddlers comparten su tiempo con algún adulto (momzilla, dadzillo o los abues), acostumbrándose a ellos y el lugar en donde pasan la mayor parte del día, todo bien hasta que se enfrentan a personas que no conocen o lugares que les resultan ajeno. La cosa se pone peor si en ese proceso alguna de las figuras con quienes está familiarizado desaparece de su vista, generándole miedo a no verlos nuevamente.

A los 4 años 👧

En esta etapa aparece el miedo a la oscuridad, debido a que los kidzillos ya tienen algunas referencias donde se asocia con monstruos, fantasmas o personajes oscuros, algo que es completamente natural ya que su imaginación está en pleno desarrollo y la facilidad con que imaginan cosas lindas es la misma con la que pueden generar ideas de algo que les resulte perturbador. Si el kidzillo duerme en su propio cuarto, es recomendable dejarle una luz tenue al dormir y dejar las puertas abiertas para que tenga la sensación de seguridad.

Miedos en época de Halloween y día de muertos

Lo que para muchos simboliza fiestas o reuniones con amigos y familia, para algunos de toddlers y kidzillos representa enfrentarse a situaciones de tensión y desconcierto, lo que es muy comprensible. ¿A quién le gustaría ver una horda de zombies desfilando sin terminar de entender qué es lo que ocurre? Debes ser cautelos@ con exponer a tus hijos a emociones que pueden resultarles too much, si el kidzillo manifiesta temor o desacuerdo, lo mejor es acercarlo poco a poco y sin necesidad de someterlo a participar en la verbena de los muertos vivientes o acudir al panteón aunque se trate de una tradición que acostumbras, todo a su debido tiempo para que estas fechas signifiquen lo que en verdad son; una celebración y no un viacrucis para ellos.

🤸‍♂Juega con tus hijos y combate los miedos

Jugar es una idea excelente para trabajar los miedos y enfrentarlos de la mejor manera. Los juegos tienen que ser acompañados por momzilladadzillo, pero sobre todo, llevarse a cabo con el consentimiento del kidzillo. Las fiestas de Halloween y Día de Muertos pueden ser un momento ideal para llevarlos a cabo, a continuación presentamos una serie de sugerencias para desarrollarlos.

Ideas para jugar y acompañar al niño a superar el miedo

¡Hora de disfraces!👻

Es momento de que todos en la familia se involucren. Puedes transformarse en lo que quieran y permitir que los kidzillos añadan o sugieran elementos al vestuario, él hará lo mismo y se dará cuenta que todos los participantes son parte de su entorno, no hacen daño y es con la finalidad de pasar unas horas de diversión, la dinámica ayudará a que el kidzillo asocie este ritual con algo entretenido.

Fantasmas y monstruos que no dan miedo

Elaborando estas criaturas con materiales como algodón, papel o esponja podemos lograr que pierdan el aspecto macabro y adquieran uno más tierno, puedes hacer una dinámica con ellos y ponerles nombre, hacer voces e historias con ellos mientras los kidzillos se familiarizan con los personajes.

Cazafantasmas

Volvemos a dar uso a los fantasmas y monstruos que creamos anteriormente, algún miembro de la familia se encargará de esconderlos por toda la casa y el resto de planear una búsqueda con pistas y la ayuda de una linterna, llevaremos una caja donde iremos depositando a estas criaturas hasta reunirlas a todas, será una forma de enseñarle a los kidzillos que no hay manera de ser vencidos por seres a los que ya aprendimos a cazar.