• 1
  • 2
  • 3
0
0
0
s2sdefault
No puedes negarlo: en más de una ocasión, mientras llevas a tus pequeños a la escuela o a algún paseo, haz hecho coro mientras tus hijos cantan Aram Sam Sam. No te culpamos: nosotras también amamos a Mariana Mallol. Y es que ¿cómo no hacerlo? Sus melodías no son solo pegajosas, son como una brisa de aire fresco en medio del caos de la maternidad. Pero, ¿porqué nos encanta tanto, a chicos y grandes, el trabajo de Mariana? Para comenzar, Mariana Mallol es todo menos improvisada: tiene una amplia formación no sólo en música, sino en teatro. En Argentina, su país natal, estudió la carrera de canto en el Sindicato de Músicos de Buenos Aires, musicoterapia en la Universidad de Buenos Aires y Teatro en  Escuela de Formación Actoral de Víctor Laplace y Nestor Romero, además de que formó parte de 1993 a 1997 del grupo argentino de música infantil Caracachumba. En México, donde reside hoy en día, además de tomar talleres de didáctica, radio infantil y clown, ha impartido cursos para facilitar herramientas a maestros y padres de familia. pertenece al Movimiento de la Canción infantil Latinoamericana y Caribeña desde 1998. La conjunción de todo el conocimiento que ha adquirido en estudios y de manera profesional se nota en sus composiciones, un hermoso catálogo de ritmos que van del jazz, la balada, el fox trot hasta música afroperuana y charleston. Sus melodías son siempre  lúdicas, armoniosas y sobre todo, honestas, tan es así que artistas como Benny, Julieta Venegas y Xavier López “Chabelo” han colaborado con ella. Sin embargo, para vivir por completo la “experiencia Mallol”, uno no debe limitarse a solo escuchar su música. El equipo de profesionales expertos en pedagogía, música, diseño y dramaturgia, logran que sus shows en vivo son todo un deleite. Las formas y colores, las proyecciones y los personajes que salen a escena, el vestuario, la iluminación, todos y cada uno de los aspectos han sido cuidadosamente elegidos y logran mantener el interés de niños desde sus primeros meses de vida hasta los 6 años (y nos atrevemos a decir que hasta los 90 años de edad). Así pues, si buscas una manera divertida de acercar a tus pequeños al mundo de la música, Mariana Mallol es una gran opción.     https://youtu.be/CsUg_auyYMw