• 1
  • 2
  • 3
0
0
0
s2sdefault

Por Maryangie Silveyra

Antes de ser mamá piensas que nada de lo que comentan a tu alrededor te va a pasar. Tu SÍ vas a educar bien a tus hijos, jamás te harán un berrinche porque tu SÍ sabes como parar con ello. Cuando te enteras que vas a ser mamá te abordan otras muchas dudas y otros muchos miedos y en lo que menos piensas es en que algún día esa bolita de carne tan indefensa se te va a tirar al piso gritando descontrolado o te va a soltar un manotazo enfrente de tu suegra.

0
0
0
s2sdefault



¿Vas a elegir una fórmula de continuación para tu toddler? Sabemos que no es tarea fácil pasar de la lactancia al vasito entrenador, sobre todo porque para muchos niños esta transición representa la despedida del biberón o del pecho.

0
0
0
s2sdefault

¡Adiós a la cama de papás!

Es normal que después de tantos meses de espera y de tener a nuestro hijo entre brazos, no queramos soltarlo ni por un segundo, pues creemos que sólo en nuestro regazo podrá estar seguro. Y entonces, buscamos protegerlo de la oscuridad y no nos gusta que se sienta solo y poco a poco nos volvemos un poco más permisivas hasta que se ha vuelto un nuevo huésped en nuestra cama. 😕

0
0
0
s2sdefault

Afrontémoslo momz...

Tener y atender a nuestros hijos además de ser un trabajo de tiempo completo, es un papel que aunque es mega genial, brinda un montón de amor y te permite conocer otra faceta tuya, no metimos cuando aceptamos que es ultra agotador pues debes estar alerta todo el tiempo para atender cada una de las necesidades de nuestros kidzillos, y eso requiere quema de neuronas, tiempo y energía.