0
0
0
s2sdefault

Te entiendo: eres mamá, tienes un negocio, haces entregas, visitas clientes, quieres vender más, pero hacer el arroz y cocer el brócoli, pero atender al plomero porque tu fregadero parece fuente de Chapultepec y nadie que se precie de decente, puede vivir así.

¡Uuuuufff! De escribirlo, me agoté. Yo también estoy en ésas todos los días y, antes de sentirme “gurú” al decirte que hagas “x” o “y”, lo que quiero es compartirte lo que a mí REALMENTE me funciona para ser más productiva y hacer más en mi día a día, con menos (menos dinero, tiempo, energía):

0
0
0
s2sdefault

 

Yo digo que Instagram es como el “Tv y Novelas” de las redes sociales: puedes ver a Thalía correteando a sus hijos o bailando el “tiki-tiki”, a Jason Momoa de Pancardo departiendo con sus colegas de Aqua Man (y mostrando esos musculazos) y así la lista sigue y sigue.

Claro, las personas somos medio entrometidas y nos encanta andar chismeando y viendo qué hacen los famosos, pero… ¿qué tal si el tiempo que pasas ahí también lo aprovechas para dar visibilidad a tu proyecto?

0
0
0
s2sdefault

Comienza el 2019 y, con ello, las ganas de siempre de ahora sí ponernos orden, empezar la dieta y cambiar los hábitos que no nos convienen.

Ni se diga si tienes un negocio o proyecto: quieres vender más, captar más clientes, aterrizar ideas y proyectos, terminar con lo que no pudiste finalizar el año pasado y sí… ganar más y trabajar menos porque #mamá.

0
0
0
s2sdefault

Antes de que termine el año, las #EmprendeMomz reactivan el MomzSale y vienen con muchas promociones disponibles del 15 y hasta el 30 de noviembre. ¡No te pierdas ninguna!

0
0
0
s2sdefault

En esta loca vida materna, en la que los días no alcanzan para tachar todos los pendientes y perseguimos niños sin cesar para que hagan lo que tienen que hacer… “¡¿Cómo diantres voy a llevar/llenar un diario?!”, nos decimos, entre otras cosas.

0
0
0
s2sdefault

Hay muchos motivos para emprender, entre los más comunes escuchamos cosas como “quiero ser mi propio jefe” o “quiero hacer las cosas a mi manera”, pero detrás de esta decisión a veces también está la familia, las ganas de pasar más tiempo con nuestros peques, un trabajo al que ya no nos “dejaron” regresar después de ser mamás, un CV que no ha llegado a las manos adecuadas, o simplemente el momento de convertir un sueño más en realidad.

0
0
0
s2sdefault
¿Recuerdas cuando llegaste del hospital con tu bebé en brazos? Tuviste que hacer adecuaciones a tu casa, a tus rutinas, a tu presupuesto, a tu pareja. Y es que cuando llega un ser vivo a nuestra hogar, sea un bebé o una mascota, tu vida se trastoca. No quiero parecer simplista pues no es equiparable un niño a un perro, pero es innegable que la VIDA, los seres VIVOS, nos orillan al movimiento.